NOTICIAS

Actualidad Minera: COSAPI - Cincuenta años construyendo el Perú.

COSAPI - Cincuenta años construyendo el Perú

Comenzó en una oficina pequeña donde sólo trabajaban cinco personas. Pero COSAPI estaba destinada a ser grande. Sus fundadores, los ingenieros Walter Piazza Tangüis y José Valdez Calle, le pusieron cimientos consistentes para edificar sobre ellos una corporación tan sólida como los muros de las obras de infraestructura que hoy construyen.
Calidad, cumplimiento, competitividad, trabajo en equipo y personal capacitado e identificado, han sido los materiales para construir este gran edificio. COSAPI Es una de las empresas más importantes y emblemáticas del Perú en construcción, ingeniería, gerencia de proyectos y tecnología de la información.
Su prestigio ya trascendió las fronteras del país. Tuvimos la inmensa satisfacción de conversar con el Ingeniero Walter Piazza Tangüis, Presidente del directorio de la empresa, quien recuerda el nacimiento, crecimiento y consolidación de COSAPI.

Ingeniero Piazza, ¿Cómo ve usted el desarrollo industrial del Perú después de la crisis global?

Vamos por un camino de recuperación evidente. El año 2009 gran parte del desarrollo industrial sufrió serio deterioro. Si se tiene en cuenta que el país de hoy tiene exportaciones no tradicionales que crecen históricamente a un ritmo del 20%, se puede entender que estas sufrieran por la crisis mundial. Los sectores metal mecánico y textil fueron los más afectados.

Este año se nota una recuperación de casi todos los sectores industriales, menos del textil, que aún se mantiene con ciertas limitaciones. El metal mecánico ya se ha recuperado plenamente. El auge de la industria de la construcción originará buen crecimiento de los sectores relacionados con ella.

Los críticos sostienen que el Perú experimenta un crecimiento económico, pero sin desarrollo, ¿Cuál es su opinión, ingeniero?

El desarrollo consiste en el progreso de varios factores. El primero que se da es el económico; el otro es la educación y la cultura, fundamentales para el desarrollo humano. Yo estoy convencido que el subdesarrollo no se manifiesta tanto por las carencias materiales sino sobre todo en el plano de la educación y la apacidad de hacer frente a la competencia mundial.
 
El desarrollo económico y social no se da de manera simultánea en las sociedades del mundo en desarrollo, como algunos suponen. Es decir, los indicadores de pobreza no mejoran al mismo tiempo que los económicos. El Perú no es una excepción.
Aquí tenemos que pronunciar la palabra “inclusión”, es decir, hacer que un mayor número de peruanos se beneficie con la riqueza que se produce en el país, pero esto se da, precisamente, como consecuencia del crecimiento económico. En el Perú, la clase media se está beneficiando rápidamente del crecimiento económico, en consecuencia, el gran reto es que esos beneficios lleguen sobretodo a las poblaciones rurales.
 
Cuando me refiero a la educación, que es básico para superar los niveles de la pobreza, no hablo simplemente de asimilación de conocimientos, sino de valores, de adoptar actitudes de cambio e innovación.
 
Un ejemplo concreto es la experiencia de “Sierra productiva”, impulsada por el señor Carlos Paredes, quien acaba de recibir el Premio IPAE. En “Sierra productiva” se combina, la tecnología tradicional y la moderna para mejorar la productividad agrícola a través del riego por aspersión. La pobreza más aguda está en la zona rural. Pienso que esta experiencia será revolucionaria abarcando todas las actividades productivas de la Sierra Peruana.

¿Qué hacer para aprovechar mejor las grandes oportunidades que nos ofrecen los tratados de libre comercio (TLC)?

Para ello lo más importante es la competitividad. Esto quiere decir que tengamos productos de buena calidad, a buen precio y lleguen a tiempo al mercado que los pidió. Esto sólo se logra con una buena infraestructura de carreteras, puertos, aeropuertos y con trámites aduaneros eficientes.

En el pasado la industria peruana no progresaba por que sólo tenía el mercado interno que es sumamente pequeño. Cuando se ha ampliado el mercado con la exportación, las posibilidades industriales han crecido enormemente. A su vez eso obliga a nuestros industriales a ser competitivos y eficientes. Sus precios son los que rigen en el mercado mundial, lo cual sincera sus precios en el mercado nacional.
 
Los TLC permitirán que nuestras exportaciones no tradicionales se incrementen gradualmente. El ingreso per cápita en el país crecerá.Las Asociaciones Público Privadas (APP) fueron ideadas para ejecutar obras de infraestructura.

¿Cómo ve usted el tema?

Para mí este sistema es muy importante siempre que se le aproveche debidamente. El Estado y el Sector Privado deben actuar en forma coordinada y complementaria en la ejecución de obras de infraestructura cuyo déficit es conocido en el país. Por eso es necesario impulsar la inversión en obras públicas con capital privado.

¿Los conflictos sociales dificultan la inversión en el país?

Obviamente, los conflictos sociales originan una mala imagen del país sobre todo en el extranjero. Conflictos como la toma de carreteras, son parte de nuestro subdesarrollo. En una sociedad con educación y valores, es inconcebible esta forma de manifestarse.Los reclamos pueden ser razonables, pero nadie tiene derecho de perjudicar a los demás, paralizando el transporte y la producción.
 
En cada proceso electoral siempre surgen dudas e incertidumbres por la contienda política. Soy un optimista que piensa que el Perú se ha enrumbado por un camino de progreso y os resultados electorales no deben variar el rumbo, sino consolidarlo. Los futuros gobernantes deberán lograr crecimiento económico sin inflación; generación de empleo y desarrollo humano con inclusión.
 
Ingeniero Piazza, COSAPI va a cumplir 50 años, convertida en una de las empresas de Ingeniería y Construcción más importantes y emblemáticas del Perú, ¿Qué le suscita este aniversario a usted que es uno de los padres de la criatura?

Indudablemente, una gran satisfacción, pero a la vez una gran responsabilidad de mantener y superar las metas alcanzadas. Hace 50 años comenzamos en una pequeña oficina donde trabajábamos sólo cinco personas. Hoy en el Perú, tenemos más de 1,000 trabajadores directos divididos en las actividades de construcción, ingeniería, gerencia de proyectos y tecnología de la información. Más de 3,000 obreros trabajan ahora en nuestras obras en el Perú. Además estamos trabajando a nivel internacional en Venezuela y República Dominicana, seguros en la necesidad que tienen las empresas de hoy de proyectarse globalmente.
 
Al inicio le dimos mucha importancia, tanto el ingeniero Valdez como yo, al tema energético, por ser ambos ingenieros electricistas. Hoy el sector eléctrico está creciendo 7% cada año siendo de mucha importancia para el país. Pero ahora nos dedicamos a otros sectores como la minería, las carreteras, el medio ambiente entre otros.

¿Cuándo comenzaron pensaron que en algún momento la empresa adquiriría el nivel que hoy tiene?

Siempre tuvimos aspiraciones, pero en realidad uno nunca sabe hasta dónde podrá llegar. Pusimos todo el empeño necesario y fuimos creciendo en forma progresiva, al principio lentamente, después de una manera un tanto más rápida. Así llegamos hasta donde nos ubicamos hoy celebrando los 50 años empresariales.

¿Cuáles han sido las razones del éxito de COSAPI, ingeniero Piazza?

El éxito de la empresa siempre estuvo y está basado en la calidad de los trabajos, el cumplimiento de los plazos, el trabajo en equipo y la competitividad demostrada para ofrecer buenos precios en las licitaciones públicas y privadas sin renunciar a la calidad.
 
El otro factor de suma importancia que la empresa siempre valora y reconoce es el desarrollo humano del personal. Desde el principio pensamos en una cultura empresarial rica en valores y eso siempre hemos tratado de interiorizar en nuestro personal.
 
La empresa cuenta con una Escuela de Gerencia para formar a sus trabajadores, tanto en conocimientos como en valores como la innovación y el liderazgo

¿Cómo se conocen y se asocian con el ingeniero José Valdez Calle?

Nos conocimos en la UNI. Yo, que recién había terminado una maestría, dictaba el curso de Ingeniería de Distribución Eléctrica y él estaba terminando su carrera de Ingeniería. Un buen día decidimos trabajar de manera independiente y formar un negocio propio. Estábamos muy interesados en la ingeniería, pero luego fuimos ampliando nuestro horizonte e ingresamos primero a la construcción y luego a la Tecnología de la Información.

Nuestro valor fundamental ha sido la confianza. La hemos aplicado, no sólo entre nosotros, sino la hemos ampliado a toda nuestra gente. Aquí no hay barreras de comunicación por el sistema jerárquico, cualquier trabajador puede conversar con el gerente general sin mayores problemas.

¿Cuáles son sus palabras en estos 50 años de COSAPI, ingeniero Piazza?

Mis palabras son de agradecimiento a todos los clientes que confiaron y siguen confiando en la empresa, nosotros seguiremos preparándonos en forma permanente para corresponder a esa confianza. Al personal de todos los niveles que hoy trabajan en COSAPI y a todos aquellos que pasaron por esta casa, nuestro sincero reconocimiento por su contribución
invalorable.
COSAPI, más que una empresa, es una gran familia.
REGRESAR

CERTIFICACIONES: